Como estimular al bebé para que camine – Trucos y Ejercicios

Como estimular al bebé para que camine – Trucos y Ejercicios

Tips
V

Alrededor de los 10-14 meses, la mayoría de los niños empiezan a caminar. Al principio, lo hace cogido de la manita por su mamá y, después, se apoya en las paredes o muebles.

image

Tener un bebé en casa es una de las experiencias más emotivas y extrañas donde se mezclan nuevos sentimientos, nuevas necesidades. Andamos en un continuo aprendizaje y nos preguntamos por todo. Hay un ¿cómo?, ¿cuándo? y ¿por qué? de cada cosa. Y no es de menos, tenemos a un ser maravilloso que proteger, nuestro amor se desborda en cuidados y por instinto, debemos estar atentos a ellos.

Aquí tenemos la información necesaria que estás buscando, cubriremos todas tus dudas, empezando por la pregunta principal:

¿Cuándo debería comenzar a caminar un bebé?

image

Los especialistas consideran que el momento ideal para que un bebé llegue a caminar es de 11 y 18 meses de nacido, pero las primeras prácticas de permanecer en pie pueden comenzar a los 8 o 10 meses de nacido.

Hay que tener en cuenta que entre lo ideal y lo real hay un sinfín de cosas que influyen en todo aprendizaje. Recuerda: cada bebé tiene su propio ritmo de crecimiento. Hay niños que se saltan algunas fases, como aquellos que gatean antes de aprender a caminar, otros que gatean después de aprender a caminar, y otros, simplemente, caminan sin pasar por el gateo.

Por lo tanto, ¡relájate mamá! la clave está en la debida estimulación que le demos a nuestros pequeños desde el nacimiento, para acompañarlos con un desarrollo óptimo.

image

- ¿Los andadores ayudan a caminar a los bebés?
Está comprobado que los andadores son poco beneficiosos para los pequeños. Hay casos en los que se han presentado atrofia en el desarrollo muscular de las piernas. La AAP, Academia Estadounidense de Pediatría, emitió informes que detallan estos y otras desventajas de los andadores.

- ¿Debo forzar a mi niño a ponerse de pie antes de los 10 primeros meses de nacido?
La respuesta es obvia, claro que no. Los expertos en desarrollo infantil recomiendan evitar el inicio forzoso, ya que la musculatura y los huesos de las piernas no están lo suficientemente preparados para soportar el pesa del cuerpo.

- Mi bebé ya está dando sus primeros pasos a los 9 meses ¿está bien?
Como dijimos anteriormente, cada niño tiene su propio ritmo. Si el bebé logró ponerse en pie por propio esfuerzo, es un mérito que se atribuye a su propia contextura. No hay problema en ello.

- ¿Qué puedo hacer para que mi hijo camine?
A diferencia de los dos casos anteriores, hay que plantearnos algunas ayudas para estimular en el aprendizaje de caminar. Como el siguiente caso:

“Mi hijo de 14 meses aún no camina ¿cómo lo ayudo?”

Mamá y papá, denle la mano a su bebé, todos juntos seremos un mismo apoyo para aprender a caminar.

image

Ejercicios para ayudar a los pequeños con sus primeros pasos.

Los pequeñines se están adentrando a un nuevo mundo ahora que se preparan para sus primeros pasos, están tan emocionados como nosotras. Es por ello que, te ofrecemos algunos ejercicios para motivarlos y ayudarlos en esta nueva fase de su desarrollo psicomotor.

1. ¡Se puso de pie solito!

image

Esta es una de las mejores señales para notar que el proceso de aprendizaje está en su máximo clímax. Ellos, por propio instinto empezarán a hacer pruebas de ensayo y error para intentar ponerse de pie.

Dale su espacio, créale uno seguro para que él solito lo logre. Ten a la mano alguna silla, banco o mueble firme donde pueda apoyarse. También puedes darle un apoyo con tu mano, para que lo use a manera de bastón, sin que tú lo jales.

Lo más importante es que él experimente el control de su peso y su centro de equilibrio. Esa búsqueda puede durar días o semanas, así que intenta no interferir, pero al mismo tiempo, darles la herramientas para que se sienta confiado y esté seguro de accidentes.

Celebra y aplaude cada vez que se ponga de pie. Felicítalo y que sienta que todos disfrutamos con cada logro que alcance.

2. Incentivar a que permanezca de de pie por más tiempo

image

Vamos a animarlo para que siga intentando ponerse de pie por su propia cuenta. ¿Cómo lograrlo? Una alternativa es ponerle juguetes sobre estantes que estén a similar altura y que sea de fácil acceso. La necesidad de alcanzar estos objetos, hará que haga la prueba una y otra vez.

Si tiene alguna comida favorito, objeto colorido o muñeco… es hora de ponerlo a prueba Winking smile 

3. Enseñar al niño que abra cajones

image

No solo nos ingeniaremos a que alcance cosas a su altura, también está probar con el juego de abrir y cerrar cajones. Busca algún mueble y llena de juguetes a todos los cajones. El niño verá con mucho interés el proceso de sacar y volver a poner juguetes, así como abrir y cerrar cajones.

Eso sí, procura colocar una goma que impida cerrar el cajón por completo, así evitamos que se lastimen sus pequeñas manitos.

4. Es momento de imitar Open-mouthed smile

image

Ahora que que tu pequeño logra ponerse de pie por sí solo, muéstrale lo divertido que es caminar. Carga al bebé y coloca sus piececitos sobre los tuyos. Toma con cuidado sus manitos, que sea lo más cómodo para ambos, el equilibrio y la seguridad es importante, el resto es pura diversión y asombro para los pequeñitos.

En este punto, ahora incentivamos a dar los primeros pasos a través de la imitación, combinando juegos y retándolo a probar nuevas formas de coordinar cada movimiento.

5. La casa debe estar preparada para el niño

image

Es la hora de apartar los peligros de la casa. Aquellos juguetes que usaba mientras gateaba ahora pueden representar un obstáculo en su etapa de aprendizaje. Ten mucho cuidado con los tomacorrientes de las paredes, coloca protectores para evitar accidentes fatales. Enreja las escaleras, o coloca obstáculos para que sea difícil su acceso. Muebles con cajones, asegúralos con topes o gomas que eviten lastimarse los dedos. Y por último, taco para las puertas.

6. Camina de la mano con tu bebé

image

El entrenamiento continúa. La confianza va en aumento y la fuerza de las piernas se consolidan cada día que pasa. Ayudémosle a divertirse caminando. Sigamos haciendo que su curiosidad aumente, llevándolo a centros comerciales grandes o parques en campo abierto. Tomemos sus manitos y a seguir practicando. La libertad fuera de casa es el mejor estímulo que encontraran.

Recuerda que cada bebé tiene su propio ritmo de desarrollo. Evita forzarlo si aún no está preparado para ello. Mantén tu vista cerca a él para evitar accidentes.

Si a tu bebé le está tomando mucho tiempo caminar, revisa el estado de sus pies. A cualquier sospecha, ve de inmediato a un pediatra para ser revisado profesionalmente. Él te recomendará un especialista que podrá solucionar cualquier problema de deformación.

image

Todos estos casos son solucionables. Pero, depende mucho el tiempo en que se empieza un tratamiento, mientras más temprana edad sea, más rápido será su enderezamiento.



Comentarios

Autor
Editor

22.6.18

Peruana. Orgullosa abuela de 12 nietos. Las Manualidades son mi pasión, escribir en MamaFlor.com, es el complemento perfecto para mi día a día. Actualmente, fanática del crochet.

Tags

Más posts interesantes


Cargando...