Tips para dormir bien

Tips para dormir bien

Tips
V

Irte a la cama, para ti, sí que es cosa seria. Miras la televisión hasta bien tarde, y sólo la apagas cuando sientes que el sueño se ha apoderado de ti. Ni bien todo queda en silencio, sientes que tu cuerpo vuelve a llenarse de vida.
Comienzas a pensar en distintas cosas e intentas mantener la mente en blanco para poder dormir. No lo consigues. Cuentas ovejas. Cuentas de cien a cero.
Prendes y apagas la televisión varias veces hasta que, finalmente, quién sabe a qué hora, te quedas dormido. Cuando suena el despertador, estás tan cansado como si hubieses pasado toda la noche de parranda.

¿Quieres saber cómo dormir mejor? De tanto en tanto, todos tenemos problemas para conciliar el sueño. No obstante, tú puedes facilitar el proceso siguiendo unos simples consejos. A continuación, los tips para unas noches más reparadoras.
No fume (la nicotina es un estimulante) ni consuma cafeína.

  1. Pruebe un vaso de leche caliente o un bocado ligero antes de acostarse (desde luego, si esto no interfiere con algún tratamiento).
  2. Haga ejercicios diariamente, pero nunca antes de la hora de acostarse.
  3. Tome un baño caliente, pero no antes de acostarse.
  4. Mantenga una hora de acostarse permanente.
  5. Habitúese a acostarse cuando usted esté soñoliento, así dormirá mejor.
  6. Reserve su cama sólo para dormir.
  7. No tenga un reloj visible cuando duerma.
  8. Reduzca la cantidad de tiempo en la que se permite dormir hasta que logre dormir fácilmente (una consulta médica puede ayudar en esto).
  9. La lista de actividades del día siguiente acarrea preocupaciones cuando es hora de dormir; así que anótelos en una hoja de papel y despreocúpese de ellos.
  10. Levántese si no se ha dormido en 15 minutos y realice una actividad relajante por  ejemplo:  Algún trabajo manual o leer un libro aburrido, hasta que usted se sienta soñoliento.
Técnicas para dormir mejor

Disminuye la cafeína

Para ponerlo fácil: la cafeína te mantiene despierto. Y puede estar en tu cuerpo durante más de lo que te imaginas —más de 14 horas—. En consecuencia, si bebes una taza de café (o de cualquier otra bebida que tenga cafeína) antes del mediodía y aún estás despierto a la medianoche, la cafeína puede ser responsable.

Cortar la ingestión de cafeína al menos cuatro o seis horas antes de irte a la cama puede ayudarte a dormir más fácilmente. Si has consumido demasiada cafeína, por cualquier motivo, prueba comiendo carbohidratos —como pan o galletitas— para ayudar a reducir sus efectos.

Pare de hacer todo lo que este haciendo antes de la hora de dormir.

Aquí unos consejos para derrotar el insomnio y poder dormir bien, aquí los reproduzco:

Evita el alcohol

Son muchos los que toman alguna bebida alcohólica antes de ir a la cama porque creen que esto les ayuda a conciliar el sueño. Si bien esto puede ser cierto inicialmente, el alcohol también tiene la capacidad de ocasionar problemas del sueño como consecuencia de sueños menos reparadores.

Relájate antes de ir a la cama

El cansancio no sólo atenta contra tu felicidad, sino que también ocasiona caos en tu sueño. Para evitarlo, desarrolla algún tipo de ritual que te permita quebrar la conexión entre el estrés de todo el día y el momento de ir a la cama. Estos rituales pueden ser cortos y durar 10 minutos o ser largos y extenderse por una hora.
Algunas personas encuentran relajante confeccionar una lista con todos los elementos estresantes del día, junto a un plan para abordarlos esto último puede usarse a modo de conclusión o cierre del día.
Combinar esta técnica con un período de relajacion tal vez, leyendo algo liviano, meditando, practicando una sesión de aromaterapia, estirando los músculos, o dándote un baño caliente— también puede ayudar a un mejor sueño. Y ni se te ocurra mirar al reloj. Ese “Tic-Tac” sólo conseguirá volverte loco.

Ejercita en el momento adecuado (para ti)

El ejercicio regular puede ayudarte a tener un buen sueño por las noches. La periodicidad y la intensidad del ejercicio parecen jugar un rol protagónico en sus efectos sobre el sueño.
Si eres del tipo de personas que se energizan o están más despiertas después del ejercicio, entonces será mejor no hacer actividad por las noches. El ejercicio regular por las mañanas puede ayudarte a aliviar el insomnio, según concluye un estudio de reciente publicación.

Mantén tu dormitorio tranquilo, oscuro, y confortable

Para muchas personas, incluso el ruido más ligero y la luz más tenue pueden perturbar el sueño —como el ronroneo de un gato o la luz de tu laptop o del televisor—. Usa orejeras, persianas o cortinas, un acondicionador de aire, y todo lo que sea necesario para crear un ambiente ideal para fomentar el sueño.

Y si necesitas levantarte por las noches, no uses la luz del techo. En cambio, emplea una pequeña luz de noche para abrirte paso. Las temperaturas ideales para dormir están entre los 20 y los 22 grados Celsius. Temperaturas por sobre los 23 grados y por debajo de los 12 pueden perturbar el sueño.

 

En conclusión, todos estos consejos son muy acertados, el caso del reloj por ejemplo, además de no visible debe estar alejado, pues si sus manijas emiten sonidos cada segundo, convertirá nuestra silenciosa noche en un verdadero suplicio.

 

Hasta la próxima con más tips.


También te puede interesar


Comentarios
Autor
Editor

2.11.08

Peruana. Licenciada en Ciencias Sociales. Aficionada a la bisutería, la chocolatería y a los consejos para mejor nuestra productividad como personas.

Tags

Más posts interesantes


Cargando...