Consejos y ejercicios para tener un parto feliz

Consejos y ejercicios para tener un parto feliz

Tips
V

La Maternidad es el más hermoso de los dones que Dios y la naturaleza ha otorgado a las Mujeres. Ayudar a que sea una experiencia inolvidable, sin temor y dolor es una alegría muy especial para toda la familia, por ello les daré a conocer algunos consejitos para tener un parto feliz con  ejercicios que Ud. misma puede aplicarlos en casa.

A continuación algunos consejos para la etapa del embarazo:

 

Descanso y Relajación

Una actividad relajante, ya sea leer, bañarse plácidamente bajo la ducha de agua caliente, o simplemente dar un paseo tranquilo podrían marcar una gran diferencia durante el transcurso de todo su embarazo. El hecho de participar de actividades recreativas y apacibles la ayudará a manetenerse calmada y así podrá afrontar todas las ansiedades que traerá aparejado el embarazo. También deberá recordar que en este momento estará durmiendo por dos; es por ello que debería descansar más que antes. Si - en estos momentos - está tomando una siesta durante el día, trate de tomar una siesta por las mañanas. Ésto afectará en menor medida su rutina nocturna de descanso y sueño.


Buenos Hábitos de Alimentación

Una adecuada alimentación y el hecho de beber litros de líquido serán muy beneficiosos tanto para usted como para su bebé. En lugar de comer raciones muy grandes pocas veces al día debería comer pequeñas raciones más frecuentemente durante el transcurso del embarazo. Ésto mantendrá satisfecho y saciado a su bebé y permitirá que la digestión se haga más fácilmente una vez que la comida llegue a su estómago.
¡Ejercítese!
Los ejercicios de bajo impacto, tales como el yoga, la natación o las caminatas le brindarán innumerables beneficios a su embarazo. Las mujeres que realizan ejercicio experimentan menos tensiones, padecen menos malestares durante el embarazo y disfrutan de trabajos de parto más rápidos y menos dolorosos.


Planifique Sus Días

Si ya sabe que deberá entretener a sus invitados, o si deberá pasar mucho tiempo de pie debería tratar de planificar sus actividades con bastante antelación. Use zapatos y vestimenta cómoda, y prepárese para pasar la jornada, pensando en pasar un día ajetreado y prometiéndose a usted misma tomarse un merecido descanso más tarde. Si tuviera que realizar una excursión debería asegurarse de empacar la suficiente cantidad de agua y de bocadillos saludables como para alimentarse sanamente durante todo su viaje. Todo en el embarazo se relaciona con la responsabilidad de mantener su salud en óptimo estado y de velar por el bienestar de su bebé.


Use Zapatos Cómodos


Entre los numerosos malestares causados por el embarazo que usted estará experimentando, la vestimenta incómoda no debería ser uno. Siempre debería optar por usar vestimenta fabricada en algodón suave y debería alejarse de la ropa ajustada que no permite que su piel respire apropiadamente. Tenga especial cuidado al buscar un corpiño con sostén extra - el cual debería ser sumamente confortable- ya que el dolor provocado por la sensibilidad de sus pechos podría llegar a aliviarse con el adecuado soporte.

A continuación les detallaré algunos ejercicios para el buen desarrollo de un parto sin complicaciones y son los sgtes:

 

Ejercicios Circulatorios:

Se realizan en posición tumbada. El efecto que se busca es neutralizar y compensar las dificultades circulatorias de las extremidades inferiores (edemas y varices). Al mismo tiempo, refuerzan el tono muscular de pies, piernas y muslos. Esto te ayudará ha compensar el exceso de peso.

  1. Imagina que estas dibujando círculos con el dedo gordo de tus pies. Moviliza sólo el pié realizando los círculos, hacia dentro o hacia fuera. Las piernas deben permanecer apoyadas en la colchoneta o donde estés tumbada. Repítelo entre diez y quince veces. No hay contraindicación si lo haces más veces.

  2. En la misma posición que el anterior, moviliza las piernas en tres tiempos:

    1. Piernas flexionadas, plantas de los pies apoyadas

    2. Eleva la pierna derecha flexionando la rodilla, formando ángulo recto entre muslo y pierna

    3. Extensión completa de la pierna, mantener unos segundos arriba y volver a la posición inicial. Repetir con la pierna izquierda. Hacerlo entre cinco y diez veces, una o dos sesiones por día. Se puede aumentar hasta veinte veces por sesión de manera progresiva.

Ejercicios para la pelvis:

Puedes mejorar la flexibilidad de las articulaciones implicadas en el parto.

  1. En posición tumbada, columna recta, piernas flexionadas y pies apoyados: flexiona la pierna derecha hacia el vientre, sujeta la rodilla con la mano derecha, extiende el muslo hacia fuera y luego la pierna. Volver a la posición inicial. Repite con la otra pierna. Realizar diez veces una sesión cada día.

  2. En posición tumbada, columna recta, piernas flexionadas y pies apoyados: eleva la pelvis unos quince centímetros de la colchoneta, permanece así contando hasta diez, baja suavemente apoyando una a una tus vértebras de la zona dorsal, lumbar y sacra. Repetir diez veces, una sesión cada día.

  3. En la misma posición inicial, moviliza las caderas hacia el lado derecho, procurando que la espalda siga apoyada, vuelve a la posición inicial y repite hacia el otro lado. Cinco veces hacia cada lado. Una sesión al día.

  4. Posición de pié apoyada en una pared lisa, visualiza tu pelvis y eleva el pubis hacia el ombligo, después rectifica volviendo a la posición inicial. Repítelo diez veces cada día

  5. Posición de pié con las piernas algo separadas para mantener mejor el equilibrio. Con las manos en la cintura, realiza círculos con la pelvis marcando bien los cuatro puntos de referencia: cadera derecha, glúteos, cadera izquierda y pelvis. Si pones música de fondo podrás acompasar los movimientos a una pseudo danza del vientre.

  6. Posición de Loto, inspiración y elevación de la espalda apoyándola sobre pared y volver a la posición inicial expulsando el aire.

  7. En la misma posición realiza movimientos de rodillas, en aleteo, durante tres o cuatro minutos.

Ejercicio de suelo pélvico:

Es un ejercicio importante como entrenamiento al parto, pero es fundamental para la recuperación del suelo pélvico y la prevención de pérdida involuntaria de orina.

Posición tumbada:

  • Inspiración y expulsión del aire, visualización de la vagina y contracción de la misma, elevación de pelvis (10 cm de la colchoneta) y reforzar la contracción contando hasta 10. Volver a la posición inicial.

  • Se puede intensificar el ejercicio juntando las rodillas y presionando una pelota, al mismo tiempo que contraes la vagina.

Ejercicio para la espalda (posición del gato):

Posición inicial, de rodillas y las manos apoyadas en el suelo: inspiración manteniendo la espalda paralela al suelo, espiración lenta arqueando la espalda hacia fuera, como un gato enfadado.

Ejercicio expulsivo:

Posición inicial semisentada. Se realiza una respiración completa para prepararte (inspiración-espiración). Nueva inspiración profunda con bloqueo del aire, como si fueras a bucear, eleva la cabeza acercando la barbilla al pecho, los codos hacia fuera y empuja con los abdominales para obligar al niño a descender por el canal del parto de manera continuada, hasta que tengas que intercambiar el aire.

De nuevo repones el aire y otra vez vuelves a empujar de manera continuada.

Después aflojas tu cuerpo y respiras despacio y profundo.

La efectividad de éste ejercicio depende de la coordinación de la contracción, la respiración y el pujo. Debes tomar conciencia de tu cuerpo y orientar la fuerza hacia el canal del parto. También debes concienciarte de que eres tú la única que puedes empujarle. Nadie puede hacerlo por ti.

 

 

Hasta la próxima con más tips…///


También te puede interesar


Comentarios
Autor
Editor

18.11.08

Peruana. Licenciada en Ciencias Sociales. Aficionada a la bisutería, la chocolatería y a los consejos para mejor nuestra productividad como personas.

Tags

Más posts interesantes


Cargando...