Como ayudar a sus hijos con sus tareas de la escuela…

Como ayudar a sus hijos con sus tareas de la escuela…

Temporada Escolar
V

 

ninos-leyendo

Hola amigos, a continuación se darán algunos consejos prácticos y básicos para poder ayudar, dirijir y orientar correctamente a sus hijos en sus primeros años. Estos primeros años en la escuela o el colegio serán la base para que adquieran buenos hábitos de estudio y puedan aprovechar al máximo sus capacidades.

    • Muestrar interés hacia lo que su hijo(a) está aprendiendo.
    • Preguntarle sobre lo que trató la clase ese día y sobre las tareas y pruebas que tiene, no esperar la libreta de notas para saber como va.
    • Enseñe a su hijo(a) a ser organizado(a). Asegúrese de que tenga un cuaderno donde anote las tareas asignadas o un calendario diario o semanal con ese uso, para que ambos sepan qué es exactamente lo que debe ser realizado cada día (y cuál es la fecha en que debe ser entregada o mostrada la tarea a el/la profesor/a). Muéstrele cómo Ud. lleva anotadas las cosas en su agenda, como una forma de modelar una buena organización.
    • Elimine todas las distracciones posibles durante el tiempo de estudio. Por ejemplo. No encender la televisión, prohíbala durante el tiempo designado para hacer las tareas. Además, llegue a un acuerdo con su hijo(a) y permítale ver uno o dos programas favoritos diarios. Esto requerirá mucha paciencia de su parte, porque su hijo/a intentará convencerlo/a para mirar más televisión persista en su decisión.
    • Intente encontrar un espacio separado para cada uno de sus hijos, o establezca ratos de silencio en su hogar para hacer las tareas.  Algunos niños regresan del colegio listos para comenzar los deberes en sus casas otros, sin embargo, necesitan de un tiempo para relajarse. De acuerdo a esto, aliente a su hijo/a a establecer una rutina para hacer las tareas, la que ojalá sea a la misma hora y en el mismo lugar todos los días. Su hijo/a no hará sus tareas ligeramente si es que sabe que hay un tiempo específico establecido para ellas. Hacer un horario, ponerlo por escrito y colocarlo donde esté a la vista del niño o niña, como por ejemplo en la puerta del refrigerador (en la parte inferior), puede ayudarle a evitar la pérdida del tiempo. Asegúrese de que esta rutina considere el tiempo libre. Si Ud. encuentra resistencias para llevar a cabo una rutina de estudios y tareas, realice un contrato por escrito con su hijo/a, que establezca condiciones y beneficios otorgados por su cumplimiento.
    • Asegúrese de que su hijo/a tiene un lugar específico para hacer las tareas, con una buena iluminación, poco ruido, un amplio espacio de trabajo y con los materiales necesarios para las tareas (una mesa, una silla, papel, lápices, libros, diccionarios, etc.).
    • Felicite a su hijo/a por haber terminado la tarea. Demuéstrele que Ud. está orgulloso por su esfuerzo.  Recuerde que no hay nada más importante para la autoestima de los niños que las alabanzas de los padres y de las personas que los rodean. El elogio debe ser dado cuando el niño haya conseguido algún objetivo por sí mismo, terminar la tarea correctamente, haber sacado buenas calificaciones, etc., unas palabras de aliento y un buen abrazo son muy valoradas por el pequeño.
    • Una vez terminadas las tareas del día, pregúnte a su hijo/a por ellas, revísenlas juntos y hágale sugerencias para mejorar, siempre de un modo positivo. Las tareas son una práctica y no tienen por qué ser perfectas. Recuerde que los padres no pueden convertirse en la "policía de las tareas", chequeando cada una de ellas hasta el último detalle para asegurarse que éstas fueron hechas perfecta y completamente. Por el contrario, cuando el niño haga algo mal o se equivoque, no lo reprendas ni lo humilles, esta actitud solo pone nervioso al niño, le disminuye su autoestima, le genera rechazo al estudio; y de ser en exceso puede generar en el niño un sentimiento de inutilidad. 
    • Si el niño no sabe cómo hacer la tarea, no se le debe decir cómo hacerla, sino darle alternativas y consejos con el fin de guiarlo para que él mismo logre resolver su problema. Si fuera necesario, dale algunos ejemplos de cómo resolver los problemas y cerciórate que el niño entienda bien las direcciones de la tarea, pero los problemas y tareas del colegio deben ser resueltas por él mismo. 
    • Si el niño obtiene bajas calificaciones a pesar de haber estudiado y esforzarse, quiere decir que realmente no está comprendiendo lo que estudia o que probablemente está memorizando todo, por eso cuando tiene que responder a un examen donde todo será diferente, fracasa. 
    • Los padres deben cerciorarse que el niño está comprendiendo lo que estudia.
      Mantén contacto frecuente con los docentes del niño, para tener bien claro cuál es el objetivo o metodología que el profesor llevara en el curso, todo esto para saber cómo se está desenvolviendo, en qué materias lo pueden ayudar y cómo. En caso que el niño presente problemas con alguna materia, es importante que docentes y padres coordinen para apoyar al niño para que él mismo pueda superar sus deficiencias. 
    • Muchos de los problemas respecto al éxito en la escuela, giran alrededor del desarrollo de buenos hábitos de estudio y expectativas respecto a las tareas en casa. Los padres pueden desempeñar un papel importante proveyendo, estímulos, ambiente, y materiales necesarios para que el estudio sea una actividad exitosa. 
      Algunas cosas generales que los adultos pueden hacer, incluyen: 
    • Establecer una rutina para las comidas, hora de ir a la cama, estudio y hacer la tarea.
    • Proporcionar libros, materiales y un lugar especial para estudiar.
    • Animar a su niño para que esté "listo" para estudiar sólo (concentrar su atención y relajarse).
    • Ofrecer estudiar con su niño periódicamente (deletree en voz alta palabras o utilice tarjetas).
    • Una rutina de estudio establecida es muy importante, especialmente para niños pequeños de edad escolar. Si un niño sabe, por ejemplo, que él necesita hacer la tarea inmediatamente después de almorzar y antes de ver televisión, él podrá ajustarse y estar listo, a diferencia de si él hace la tarea cuando quiera.
    • La comunicación es una herramienta clave entre el padre y el niño. Haga que su hijo revise lecciones aprendidas cada día en la escuela, aún así no haya tareas para la casa. Revise las tareas completadas por su niño cada mañana o tarde, y acuérdese de leer las notas de la maestra. 
    • Dele al niño la oportunidad de descansar y alimentarse antes de que se siente a hacer tareas. El estómago vacío y la fatiga le impedirán concentrarse.
    • Antes de comenzar las tareas, es buena idea sentarse con el niño diez minutos y preguntarle cuáles son las tareas del día y si sabe cómo hacerlas. Una vez aclaradas las dudas, déjelo solo para que se concentre.

    • No lo deje abandonado. Es muy probable que requiera alguna indicación o unas palabras de ánimo, y necesite que alguien esté disponible. No es bueno que se le atosigue, pero sí agradecerá alguna oportuna y aislada visita de vez en cuando para preguntarle cómo va.

    • La primera tarea es detectar en qué falla nuestro hijo, los defectos de estudio más comunes son: memorismo, estudiar sólo para el examen, dependencia excesiva del profesor y del libro de texto (falta de iniciativa), no saber distinguir lo importante de lo secundario, dificultad para expresar oralmente y por escrito, dificultad para relacionar y sintetizar conocimientos, mal uso del tiempo...
    • Una vez que entendemos en qué falla y en qué hay que actuar, habrá que hacer un plan para tratar de superar esos puntos débiles.
    • Hemos de valorar el esfuerzo y la dedicación de nuestro hijo al estudio más que sus resultados. No ha de centrarse toda la valoración de su hijo en sus notas. Hay que mirarle como persona y en un contexto más amplio que el mero rendimiento académico.
    • Resaltar sus propios progresos, aunque no estén a la altura de lo que a nosotros como padres nos gustaría. Hay que dar tiempo, lo importante es que vaya subiendo, aunque en un momento parezca que está retrocediendo. Recuerden que los éxitos, aunque sean o nos parezcan pequeños, son una pieza clave para mantener el interés.


También te puede interesar


Comentarios
Autor
Editor

10.3.09

Peruana. Ingeniera en Computación e Informática. Las manualidades son mi hobby, pero también, mi herramienta de trabajo. El crochet y la decoración con Flores son mi pasión.

Tags

Más posts interesantes


Cargando...