Como evitar que nuestros nenes no engorden en las vacaciones

Como evitar que nuestros nenes no engorden en las vacaciones

Tips
V

 

NIOS_G~1

Hola amigas!’

Esta vez trataremos el tema de como evitar que nuestros nenes engorden de manera acelerada en las vacaciones, pongan atención al tema que es de suma importancia para el hogar.

Una alimentación equilibrada en vacaciones, es la clave para que los niños no aumenten de peso durante este período. Sin embargo, para los padres resulta difícil poner freno a los pedidos gastronómicos de sus hijos durante las vacaciones escolares.
Se estima que un niño puede engordar hasta 3 kilos en dos semanas de vacaciones, por el desorden alimentario al que se ve expuesto, que incluye una ingesta incontrolada de grasas y azúcares.
Durante las vacaciones, los niños se olvidan de las tareas, duermen más y disfrutan de actividades y tardes de paseos cargadas de golosinas y comida chatarra, razón por la cual resulta muy fácil ganar peso.

  • Se estima que si durante dos semanas un niño sigue una alimentación basada en el consumo de grasas (papas fritas), hidratos de carbono simples (golosinas), gaseosas y nada de actividad física, su peso puede incrementarse entre cien y doscientos gramos cada día, lo que significa un aumento de entre un kilo y medio y tres kilos en dos semanas.
  • Otro factor que influye es que durante las vacaciones los niños duermen más y a veces no desayunan. Muchos se suman a la llamada dieta “teens” que no incluye fibras, ni vegetales, sino alimentos ricos en grasas e hidratos de carbono.
  • Los expertos recomiendan no saltearse ninguna comida durante estos días agitados, deben respetarse los horarios de comida y hacer actividades que impliquen gasto energético.
    Ingerir comida chatarra con mucha frecuencia, pone a los niños en riesgo no sólo de subir de peso, sino que abre la posibilidad de padecer hipertensión arterial y colesterolemia en el mediano plazo..
  • Se estima que 20 gramos del aceite de una fritura en el contenido de una comida rápida tienen 180 calorías. A esto hay que agregar el alto contenido en sal que poseen, más el consumo de gaseosas.
  • Lo anterior no significa que los niños no puedan comer nada “rico”, sino que se debe equilibrar la dieta agregando frutas, verduras y actividad física.
  • Así, si un niño mantiene una dieta balanceada y en vacaciones sale con su familia y come una hamburguesa con papas fritas, no le va a pasar nada, a menos que esto se convierta en la ingesta cotidiana.


Fuente: dietas.com

Si te gustó, comparte!



También te puede interesar

Comentarios

Autor
Editor

14.2.10

Peruana. Licenciada en Ciencias Sociales. Aficionada a la bisutería, la chocolatería y a los consejos para mejor nuestra productividad como personas.

Tags

Más posts interesantes
Manualidades Navideñas


Cargando...