Mitos o Verdades Acerca de los Lunares…

Mitos o Verdades Acerca de los Lunares…

Tips
V

 

ac20ni9

Todo el mundo tiene lunares, algunas  veces 40 o mas.  La mayoría de los lunares aparecen en la infancia y en la juventud, éstos se llaman lunares adquiridos.

Después de los 30 años es raro que aparezcan lunares nuevos. Los lunares que aparecen desde el nacimiento se llaman congénitos.
Los lunares adquiridos son usualmente pequeños, de menos de 0.6 cms, y de un solo tono de color, de forma oval o circular y el pigmento en su periferia está bien delimitado. En la juventud tienden a ser planos, pero conforme va pasando el tiempo pueden abultarse un poco. Un lunar puede crecer en la adolescencia y esto no es para asustarse, sobre todo si hay otros lunares creciendo simultaneamete.
Los lunares congénitos estan desde el nacimiento, son de mayor tamaño (usualmente mayores de 1.5 cms), y de pigmento uniforme.
Este tipo de lunares tienen posibilidades de malignizarse, esto es, degenerar en un cáncer de piel llamado melanoma; por esta razón es necesario quitarlos en su totalidad cuanto antes.
Hay un tipo de lunares adquiridos los cuales aparecen en la adolescencia, con frecuencia no aparece uno solo, si no que aparecen varios de estos lunares a la vez y presentan entre si las mismas características, estas son: tienden a ser un poco más grandes (mayores de 0.6 cms), con varios tonos de color (café claro, café obscuro, rosado, color de la piel), de forma no tan regular, y su pigmento tiende a mezclarse paulatinamente con la piel. A veces estos lunares tienen la propensión de aparecer en la misma familia. Estos lunares, también tienen una pequeña posibilidad de malignizarse y es necesario quitarlos completamente lo más pronto posible. En todo caso de duda lo recomendable es consultar con su médico.
Como se puede apreciar hay lunares cuyos efectos son malignos o benignos. Estos pueden dar hasta un toque de encanto en las personas, particularmente en las damas, pero los primeros son de cuidado, porque cualquier factor que propicie el cáncer es de temer.

"Los lunares que tienen pelos son malignos":

Es falso. Tanto los lunares buenos como los malos pueden tener pelos y esto no se relaciona para nada con la benignidad o malignidad del lunar, es solamente una característica más del lunar. Que un lunar tenga pelos lo único que quiere decir es que tiene pelos.

  • "Los lunares que están en las manos o los pies se sacan porque son malos":
  • Es incorrecto. Si bien antes se creía que el roce constante de estos lunares podía transformarlos en malignos, hoy en día se sabe que esto no es así. Por lo tanto los lunares de las manos o los pies se controlan como si estuvieran en cualquier otra parte del cuerpo, sin necesidad de extirparlos.

     ¿Cómo se controlan los lunares?
    Los lunares tienen que ser controlados por el dermatólogo. Esto posibilita que si tenés la mala suerte de tener algún lunar maligno, el dermatólogo lo va a detectar tempranamente y entonces vas a poder curarte.
    Todas las personas tienen que controlarse los lunares con el dermatólogo una vez por año, y algunas deben hacerlo más seguido por presentar más riesgos de tener cáncer de piel.
    El dermatólogo va a mirarte toda la piel, si existe algún lunar que le llame la atención va a mirarlo con una lupa especial que se llama dermatoscopio, que le permite al médico tener una imagen más precisa y completa de las características del lunar.
    ¿En qué consiste el autoexamen de la piel?
    Además de ir anualmente al dermatólogo a controlarte los lunares, es importante que cada dos meses vos mismo te mires los lunares, realizando una serie de maniobras sencillas que se conocen con el nombre de autoexamen de la piel.
    Este examen consiste en una auto inspección de tus lunares, lo vas a hacer en una habitación bien iluminada que tenga un espejo de pared, utilizarás también un espejo de mano y vas a estar sin ropa.
    El objetivo de este examen es que puedas darte cuenta si se produjo algún cambio en tus lunares, o si te apareció algún lunar de determinadas características (ver ABCD), para que consultes inmediatamente al dermatólogo.
    El autoexamen no te va a llevar más de cinco o diez minutos, y tenés que seguir los siguientes pasos:

    1- Examina la zona anterior y posterior del cuerpo frente al espejo, después con los brazos levantados mira los costados tanto el izquierdo como el derecho.
    2- Flexiona los codos y observa las axilas, los antebrazos, los brazos, la palma de las manos y entre los dedos.
    3- Mira la parte de adelante y la de atrás de las piernas, la planta de los pies y entre los dedos.
    4- Con el espejo de mano mira la nuca y el cuero cabelludo separando los pelos.
    5- Con el espejo de mano mira la zona glútea y la genital.

    La Academia Americana de Dermatología aconseja que usted visite a su médico si tiene lunares con las siguiente características:
    a. Todo lunar que se tenga presente desde el nacimiento y que sea palpable.
    b. Todo lunar que repentinamente presente un crecimiento rápido.
    c. Aquéllos que cambien de forma.
    d. Los que por su posición se irriten fácilmente.
    e. Todo lunar que sangre.
    f. Aquéllos que por su localización no puedan ser
    observados fácilmente como serían los que estén en el cuero cabelludo, región ano-genital o mucosas.
    g. Todo lunar que aparezca después de los 30 años.
    h. Aquéllos que den picazón o dolor.


    También te puede interesar


    Comentarios
    Autor
    Editor

    15.7.09

    Peruana. Ingeniera en Computación e Informática. Las manualidades son mi hobby, pero también, mi herramienta de trabajo. El crochet y la decoración con Flores son mi pasión.

    Tags

    Más posts interesantes


    Cargando...