Como tener la cintura ideal

imagen externa

Antes de empezar esta rutina debes saber que no es nuestra intención prometer esa cintura “estereotipo”, aquella que encaja en las medidas “ideales” y que están determinadas por los medios masivos (como las medidas que tiene Thalia o Shakira), sino que nuestra intención es que logres tu cintura ideal, que es aquella que te dará una estética y armonía muy atractivas a las proporciones naturales de tu cuerpo, tomando en cuenta sus medidas, edad y estructura natural, todo es cuestión de tener mucha voluntad para lograr la cintura ideal, aunque nos va a costar mucho sacrificio pero el resultado será favorable para Ud.

A continuación algunos consejos importantes:

Alimentación

La alimentación juega un papel importantísimo para reducir la cintura, pues si te estás excediendo en comer grasas, frituras, azúcares refinados o pan refinado, lo más seguro es que te cueste más trabajo reducir las medidas de tu cintura. Así que si deseas ver resultados efectivos, es necesario que hagas el esfuerzo por dejar de comer los alimentos antes mencionados, sobre todo azúcares refinados (incluyendo el azúcar light y los productos que los contienen). El azúcar está en primer lugar de las responsables del sobrepeso y la acumulación de grasa novica en los muslos, abdomen y cintura.

Por otro lado, es necesario que incluyas al menos 2 litros de agua al día (un litro de esta agua pueden ser infusiones o bebidas con hierbas, sin azucar), además de consumir abundantes vegetales. Si te pones a una dieta de depuración sería excelente, porque a través de ellas puedes eliminar muchas toxinas y grasa extra en muy poco tiempo, y esto lo notarás desde la belleza y salud de tu piel, hasta tu cintura y abdomen. Una dieta excelente es la del Sirope o la dieta del limón.

Pues bueno, aquí te damos la rutina que debes seguir para empezar a tornear y reducir tu cintura.

1. Espirales: de pie, con las piernas ligeramente separadas y tu espalda derecha,  eleva tus brazos y respira profundamente. Ahora, inclina tu tronco hacia un lado lo más que puedas. Inicia un giro hasta mirar el suelo, sin encorvar la espalda. Al mismo tiempo, baja tus brazos cuando vayas hacia el frente hasta tocar el suelo, y sigue para terminar de hacer el círculo. Termina en la posición inicial y comienza de nuevo. Cambia de lado, repitiendo lo mismo. Haz series de cinco veces.

2. Estiramiento: De pie, con la espalda recta y los brazos elevados. Alza tu brazo derecho lo más que puedas sintiendo que estiras la parte lateral de la cintura, hazlo suavemente dando pequeños jaloncitos, poco a poco, sin lastimar. Cambia de brazo y repite lo mismo. Haz series de 10 repeticiones con cada brazo.

3. Torsiones: con las piernas levemente abiertas, las manos en la cintura y flexiona ligeramente las rodillas. Ahora gira lentamente tu cintura tanto como puedas hacia la derecha y luego hacia la izquierda, con la espalda bien recta y ten cuidado de mover sólo de la cintura para arriba, dejando quieta la cadera. Realiza una serie de 20 de un lado y del otro. Puedes    variar este ejercicio con los brazos cruzados y una con las manos en la nuca.

4. Bastón: con la misma posición que el ejercicio anterior, también puedes optar por ponerte un bastón encima de los hombros por detrás de la cabeza sosteniéndolo con tus brazos. Sube y baja de un lado y del otro. Haz repeticiones de 20 por cada lado.

5. Trompos: parada con las piernas levemente abiertas, las manos en la cintura, hacer ejercicios de rotación en forma de circulo con la cintura y cadera, hacia la izquierda y luego hacia la derecha.

6. Abdominales laterales: recuéstate en el piso sobre tu costado derecho y pon tus manos en la nuca. Pide a alguien que te sostenga los pies si eres principiante. Ahora, sube y baja empujando tu torso hacia tus pies. Repite del otro lado.

7. Abdominales para abdomen medio: Recuestate en el piso con tus piernas flexionadas y tus manos en la nuca. Si ya eres avanzado en esto, pon algo que pese sobre tu abdomen, como uno o dos libros pesados. Ahora, empuja tu torso hacia adelante y luego vuelve a bajarlo, hazlo lentamente, tienes que sentir un poquitín de dolor muscular para que sepas que si está trabajando el músculo.

Practica estos ejercicios 5 veces a la semana, y toma en cuenta al hacer tus repeticiones tu estado de salud, tu edad y tu condición física. Si eres principiante empieza con series de 5 y ve aumentando cada semana

 

 

Hasta la próxima amigas con más tips…

 

 

Tags:
Relacionados