Que deben hacer los niños en vacaciones

Que deben hacer los niños en vacaciones

Tips
V

Las vacaciones muchas veces en sinónimo de ocio completo, pero estamos muy equivocados, no pocos padres y madres temen la llegada de las vacaciones de sus hijos e hijas por no tener clara cúal debe ser la actitud ante tanto tiempo libre. Pretendo hacer una reflexión sobre el aprovechamiento del tiempo libre por parte de los niños y niñas en vacaciones, de cara a un ocio creativo y a una salud mental, física y emocional lo más equilibrada posible.


La mejor manera de disfrutar de las vacaciones no es "no hacer nada", sino el aprender a usar el tiempo libre. Muchas son las variables a contemplar a la hora de plantearse el tiempo libre como oportunidad educativa, pero una muy importante sería la de educar en la identidad y autonomía personal. Obsérvese que acabamos de citar el principal objetivo de la Educación Infantil a lograr por la escuela y a completar por la familia trabajando en la misma dirección y con sentido.

ACTIVIDADES

Algunas actividades concretas que se pueden proponer dependiendo de la edad, de la autonomía de los niños, de los estilos educativos, y de tantas y tantas cosas…

En casa: jugar con cajas, palos, telas, etc.; dibujar, pintar, construir, experimentar con materiales no comerciales; construir marionetas; leer titulares del periódico; decidir, con la programación de la tele delante, lo que se va a ver cada día; escribir cuentos para contarlos a otros más pequeños o a mayores; ayudar a cocinar cosas sencillas; colaborar en hacer la lista y la compra diaria; poner la lavadora, al comienzo con ayuda; tender la ropa y recogerla; empezar a planchar, por ejemplo, los pañuelos; aprender a enviar un correo electrónico; aprender a escribir a máquina; aprender a manejar la cámara digital de fotos; escuchar música de su grupo favorito; aprender a hacer crucigramas, sopas de letras, sudokus, etc.; realizar juegos de mesa: cartas, oca, parchís, dominó, ajedrez,…(Los abuelos y abuelas suelen ser magníficos transmisores de estos juegos tan divertidos y educativos). Piénsese en algunos objetivos, capacidades o competencias que se trabajan: memoria, atención, esfuerzo, respeto, paciencia, saber ganar, saber perder, aprender a ayudar, respetar el turno, diferir el placer, cálculo mental, estrategias, premeditaciones, previsiones, y otros que cada experto en cada juego podría precisar. Antes de pedir una pizza por teléfono para merienda-cena, pide ayuda a un mayor por si quiere hacer chocolate caliente para ti y tus amigos. Aconsejo tostar pan de días anteriores para untar en el chocolate.



En la calle: aprender a andar por el pueblo o por el barrio con un plano; andar en bicicleta; patinar; jugar a pelota en el frontón del pueblo o del barrio; jugar con los amigos al marro o al bote-bote en las noches de verano; saltar a la comba cantando las canciones que te enseñe la abuela; practicar los juegos de calle que te enseñe el abuelo; comer pipas sentados en un banco con los amigos.



En lugares especiales: viajar al pueblo a ver a los abuelos; ir al monte a por setas con algún experto; iniciarse en un deporte desconocido; visitar un museo; conocer el conservatorio; acercarse a una academia de pintura; visitar el Ayuntamiento de la localidad; ir a un teatro; ir al cine; hacerse socio de la biblioteca pública o aprender danzas de la zona.




Con personas muy especiales: un taller de costura con la abuela, por ejemplo: una bufanda de muchas lanas sobrantes te quedaría fantástica; repostería con la ayuda de la abuela: si le pides que te enseñe a hacer torrijas, te aseguro que no se resistirá lo más mínimo; un poco de bricolaje con el abuelo para realizar un teatrillo de madera donde hacer el teatro de marionetas. Ten paciencia con él y déjale que te explique cómo se coloca el pelo en la sierra de marquetería; iniciarse en el coleccionismo de sellos, monedas, postales, plantas secas, lo que al abuelo y a ti nos guste. Nos sorprenderá las veces que cito a los abuelos, pero creo firmemente que los extremos de la edad, niños y abuelos, se necesitan. No olvides decirles que les quueres mucho y darles tantos besos como años tienen.



Para ir cerrando estas pequeñas propuestas, aunque no me corresponde aconsejar sino ayudar a hacer pensar a los padres y madres, pero si es posible, evita algunas cosas: comprar juguetes para que se entretengan…, alquilar vídeos para entretenerlos una tarde…, gastar dinero (en la medida de lo posible).

Por último, pero no por ello menos importante, algunas recomendaciones: ponles la tele, pero luego no te quejes de que no saben hacer otra cosa. Déjales jugar a la "play" sin ningún control de nada, pero luego no te lamentes de algunas cosa que piensan, sienten, dicen y hacen. Instala un ordenador en su cuarto y no controles nada de lo que allí pasa, es posible que no pasen ni de curso. Cómprales el móvil más caro, págales sus facturas, no controles nada de nada y luego quéjate de que no hablan contigo. Todo esta en tus manos, la buena o mala formación de tus hijos dependen de Uds.


Espero les sirva de mucho. Nos vemos en la sgte. edición.



También te puede interesar


Comentarios
Autor
Editor

11.1.09

Peruana. Licenciada en Ciencias Sociales. Aficionada a la bisutería, la chocolatería y a los consejos para mejor nuestra productividad como personas.

Tags

Más posts interesantes


Cargando...