Como controlar los celos tuyos y de tu pareja

Como controlar los celos tuyos y de tu pareja

Tips
V
Los celos es un tema tan familiar, ya que en que en algún momento de tu vida alguien te dé motivos para ponerte celosa, ya sea de un amigo o amiga, de tu pareja, de un familiar… pero no es lo mismo que te pase esto esporádicamente que, al contrario, se convierta en una obsesión, llegando al punto en que no te fías de nadie y volverte loca por los ataques de celos. Además, párate a pensar si de verdad tienes motivos para sospechar o es tu imaginación.

COMO CONTROLAR TUS CELOS:


Cuando te dé un ataque de celos y estés discutiendo con alguien y sientas que vayas a gritar, antes de hablar cuenta hasta 10, así podrás pensar bien antes de decir cosas de las que puedas arrepentirte.

Si estás en casa, coge un cojín y apriétalo hasta el punto de golpearlo si lo necesitas, aunque no te lo creas, te desahogarás y te calmarás.

Siempre que estés mal, llama a una amiga o a un amigo para que te escuche y cuéntale tu versión de los hechos para que te dé su opinión. Es muy importante que te ayuden a ver las cosas desde otra perspectiva.

Para descargar adrenalina en los momentos más difíciles de los celos, ponte la música en tu habitación, súbele el volumen y si es necesario grita y baila con todas tus fuerzas, es una buena terapia y después de hacerlo, te encontrarás tranquila y despejada para reflexionar, ya que, como se suele decir: “después de la tormenta siempre llega la calma…”

COMO CONTROLAR LOS CELOS DE TU MARIDO:


Se llevan de maravilla, comparten los mismos sueños y, por sobre todo, se aman. Pero existe una arista que no te convence: para tu gusto, es demasiado celoso. ¿Has pensado si la culpable eres tú? Analiza tus actitudes y acciones, para realizar pequeños cambios.


Está bien que tengas muchos amigos, pero no abuses. No es necesario que salgas con ellos todas las semanas y menos si eres la única mujer del grupo.

A las féminas nos gusta hablar sobre nuestro pasado, pero a él no le interesa cómo era “Juanito” en la cama, menos si se manejaba mejor en esas artes. Si te pregunta, responderle sin mucho interés y recuérdale que por algo te encuentras a su lado.

No lo compares con tu ex contándole lo mucho que tu mamá lo quería y lo atento que se mostraba con ella, refregándole en la cara que le falta mucho para ganarse su cariño. Recuerda que todas las personas disfrutan de cualidades diferentes y debe potenciar las suyas.

A los hombres les parece sexy una mujer coqueta, pero el extremo no es bueno. Si te pones una falda cortita, no coquetees con todos. Al contrario, hazle saber que quieres ser sexy sólo para él, seguro que se sentirá orgulloso. Y si los otros te miran, problema de ellos.

Te encanta bailar y él parece un robot, entonces optas por bailar con el que mejor mueve las caderas. Una buena decisión que evitará que te aburras, pero ¿has visto su cara? o ¿le has preguntado si le molesta? Entonces, procura que no exista un roce constante que de pie a que piense que te encantaría tener “algo” con él.

Si te llama un amigo, no omitas su nombre, ya que pensará lo peor. No te cuesta nada contarle, pues eso no implica que se meta en tus asuntos. Evita las dudas.

Es cierto que a las mujeres nos gusta provocar, pero mirar descaradamente a alguien no es la forma. Por respeto a ti, a él y a la relación, disimula.


Los hombres necesitan aprobación, que acepten sus proyectos y que crean en ellos. Por eso no los compares con el simpático y exitoso marido de tu amiga. Mejor aliéntalo a ser mejor. Seguro que te lo agradecerá.

Si van a una fiesta y un conocido comienza a bromear contigo en doble sentido, trata de no seguirle el juego. El pensará: “Si se comporta así conmigo presente, qué hará cuando me ausento”. Todo cambia si el que te molesta es tu partner, pues ahí existe confianza y tu pareja lo entenderá. Aunque no te pases.

Sales con un gran amigo y, como crees que tu amorcito te matará, no le cuentas e inventas una excusa. Error. Haz todo lo contrario y coméntale a grandes rasgos lo que hicieron, pero asegúrate de dejarle claro que lo extrañaste mucho. Una buena fórmula es que salgan los tres para que lo conozca y sepa existe sólo amistad entre ustedes. “El que nada hace, nada teme”.
Por último, como presión sicológica, puedes colgar la siguiente frase de Molière frente a su cama: “El celoso ama más, pero el que no lo es ama mejor”.


Hasta la próxima mis queridas amigas...///


También te puede interesar


Comentarios
Autor
Editor

15.12.08

Peruana. Licenciada en Ciencias Sociales. Aficionada a la bisutería, la chocolatería y a los consejos para mejor nuestra productividad como personas.

Tags

Más posts interesantes


Cargando...