Como enfrentar la crisis economica en el hogar y fuera de ella

Como enfrentar la crisis economica en el hogar y fuera de ella

Tips
V

La crisis económica es un fenómeno que afecta principalmente a los hogares más humildes, Pero, ¿qué podemos hacer cada uno de nosotros? Es decir, en nuestra vida personal, en nuestra casa y en nuestro negocio, aunque sea muy pequeñito para superar esos estados críticos, a continuación trataremos el tema según los estudiosos del tema:

Gastando e invirtiendo bien

Según un análisis de Verónica Fax, de Bancomer, es más recomendable “gastar unos monedas más, aunque parezca contradictorio, en las cosas que son importantes, que tener los llamados ‘ahorros malentendidos’. Ésos que nos ofrecen un gasto aparentemente menor inmediato, pero que son productos o servicios malos, que pronto se acaban o descomponen, o que no tienen la calidad que les hace tener un valor mayor por peso pagado”.
“¿Cuántas veces hemos comprado aparatos electrónicos sin garantía en un tianguis por ahorrarnos varias monedas? Una vez que los instalamos y se descomponen, tenemos que gastar más en repararlos o sustituirlos”.
“Compra blusas, vestidos o zapatos buenos, que duran más que los chafas a mitad de precio, a pesar de que también se vean bonitos. Una blusa que se encoge o se rompe a la primera lavada, se convierte en dinero tirado a la basura, por poco que sea”.
Pregunta Verónica: ¿cuáles son los gastos en los que no debemos escatimar? “Por supuesto los principales son comida, vivienda y vestido, y será muy fácil convencerte que los gastos en una buena educación son, a la larga, una inversión, pero existen otros que a veces no consideramos tan trascendentales”.
“Las consultas médicas preventivas son otro gasto indispensable. Si nos acostumbramos a ir periódicamente al dentista, ginecólogo o internista, podremos prevenir enfermedades que resultarán más costosas y, por supuesto, riesgosas”.
“La diversión y los viajes son también necesarios”. Debemos tener una salida por lo menos una vez al año, y existen muchos lugares cercanos , en donde se puede lograr el descanso y cargar las baterías a bajo costo. Leer un libro o ir al cine esporádicamente es muy sano. Tienes que distraerte y salir de sólo trabajo, responsabilidades y estrés”.
Verónica finaliza: “No ahorremos centavos si por ello tendremos que gastar pesos”.

Carlos Méndez nos propone a nivel personal:


* Baja el nivel de gastos personales. Revisa tus gastos personales y no gastes en cosas que no sean de primera necesidad.
* Si tienes algo de dinero disponible, ¡ahórralo y mantenlo en el banco! Esto se hace aún más importante por la incertidumbre que existe actualmente. Aunque oigas que hay bancos quebrando en el mundo, es muy improbable que esto suceda en México. Tu ahorro en el banco tiene un seguro del Gobierno Federal. Tener tu dinero debajo del colchón o con el compadre no necesariamente da más garantías.
* Baja lo más posible tus deudas, principalmente las que no son de tasa fija. Un ejemplo son las tarjetas de crédito y créditos personales. Las tasas de interés van a subir. Entre más rápido puedas pagar estos créditos, mejor. No pagues sólo el mínimo.
* Entiende la diferencia entre usar una tarjeta de crédito y endeudarse con una tarjeta de crédito. El que utiliza su tarjeta y la paga completa cada mes, no tiene ningún problema, porque no hay costo. Pero aquel que utiliza el crédito que da el banco o la tienda, paga intereses muy altos. Las tarjetas de crédito son una tentación enorme. No saques nuevas, e incluso, si puedes, cancela algunas.
* En el caso de los créditos hipotecarios a tasa fija , en este momento no adelantes pagos; mejor ahorra el dinero. No dejes de pagar a tiempo tu casa. Es tu patrimonio más importante.
* No compres las ofertas de “Meses sin intereses” si no estás seguro de que realmente no hay costos ocultos y que vas a poder pagar completo el estado de cuenta. Si utilizas este método y no pagas todo cada mes, te puede costar mucho dinero en intereses.
* No prestes dinero. Es muy común que alguien allegado te pida dinero prestado. Si lo llegan a hacer pide alguna garantía (la factura del coche, etc.). Esta persona puede estar ahogándose y te puede llevar al hoyo con él si no tienes precaución.
* Mantente saludable, es más barato que curarte. Las enfermedades cuestan dinero. Ponte a dieta, baja de peso, haz ejercicio, bájale al cigarro y al alcohol.

"esmérate en tu trabajo porque habrá más competencia y despidos", ahorrar luz, agua, gas y gasolina.

 

Además de no aceptar cargos indebidos en tarjetas de crédito, no contratar crédito a tasa variable ni en dólares y comprar en los mercados o tianguis, preparar alimentos en la casa y que los niños no consuman comida chatarra, comprar pan en la panadería y hasta hacer agua de fruta en lugar de comprar refrescos.

En la empresa, dice Méndez

* Cuida a tus clientes con calidad y atención, e incluso cuida su dinero.
* Cobra lo más rápido que puedas. La nómina se paga de la cobranza.
* Baja los gastos lo más posible. En esto es importante que todos estemos muy alertas.
- Teléfono, luz, papelería, copiado… Usa sólo lo indispensable.
- Limita la impresión de documentos que puedas trasmitir por internet o memoria.
- Reduce salidas y traslados a lo indispensable (gasolina, casetas, comida).
- Revisa cuidadosamente cualquier gasto o inversión antes de llevarlo a cabo.
* Cuida los activos de la empresa (coches, fotocopiadoras, computadoras, etcétera).
* Vende más. Invierte y véndele más a los clientes actuales y a los potenciales.
* Sé más eficiente con la utilización de tu equipo de trabajo y trata de eliminar al máximo el tiempo improductivo y el tiempo extra.
* No hagas contrataciones innecesarias y revisa si es necesario un recorte.
Conserva tu empleo, con recomendaciones de Entrepreneur
Para conservar tu empleo, que es lo más valioso, esfuérzate por ser productivo.
Si estás consciente que la prioridad es conservar tu empleo, ¡excelente! Si no es así, ¡lástima! No te das cuenta lo que vale tener un trabajo en estos días, por muy sencillo que éste sea. Para mantener tu empleo, ten muy claro lo que debes hacer:
1.- Capacítate, la educación nunca está de más.La capacitación es inversión. Busca mejorar tus conocimientos y habilidades en temas que estén relacionados con tu trabajo, con lo cual le darás un valor agregado a la compañía. ¡Especialízate!
2.- Participa en los proyectos de tu empresa. Investiga qué proyectos desea impulsar la empresa y ofrece tu participación en ellos. Presenta propuestas, no problemas. En otras palabras: evita andarte quejando. El trabajo en equipo es una cualidad que siempre será bien valorada dentro de cualquier empresa.
3.- Sé visible y cuida tu activo. Debes estar presente en los momentos oportunos apoyando; recuerda que eres un profesional que sabe lo que hace y cuida su productividad, que se capacita y trabaja en sus debilidades.
Mide bien tus logros, que sean sustentados para que los puedas presentar a tu jefe, ya que quienes aportan valor a sus empresas tendrán menos probabilidad de ser despedidos. Manejar con eficiencia la agenda de tu tiempo y conservar tu credibilidad son dos activos personales y profesionales muy importantes a administrar.


Finalmente, es necesario comentar esto con compañeros y subordinados pero, especialmente, con tu familia, tu pareja y tus hijos para que te respalden y se sumen en esta tarea díficil pero no imposible.

 

Ojalá esto te sea útil.

 

 

Hasta la próxima mis queridas amigas…///


También te puede interesar


Comentarios
Autor
Editor

20.11.08

Peruana. Licenciada en Ciencias Sociales. Aficionada a la bisutería, la chocolatería y a los consejos para mejor nuestra productividad como personas.

Tags

Más posts interesantes


Cargando...