La buena educacion : mi hija, los libros y yo un triangulo perfecto

La buena educacion : mi hija, los libros y yo un triangulo perfecto

Tips
V

Cuando Pamelita  nació,  mi primera hija, yo, preocupada por alcanzar una óptima  “gestión maternal”, necesitaba ideas   más claras de cómo hacerlo bien. No faltaron los consejos de los abuelos, parientes   y amigos que ya tienen  una cátedra de larga data como padres. Y bueno, uno de esos   mentados comentarios científicos me agarró  desprevenido y estuvo a punto de traerme abajo un plan bien elaborado de inculcarle a mi hija la pasión la pasión por la lectura.

LA LECTURA COMO CARIÑO:

Todas las noches, por lo menos una hora antes de que se deslizara plácidamente por la colina de los sueños, le leíamos a mi hija varios cuentos. Este diario ritual se convirtió rápidamente en una necesidad para Pamela, de contacto emocional, de imprimirle a sus agitados días un poco de paz y sosiego justo antes de dormir, un espacio que disfrutaba echada en su cama flanqueada por ambos padres que le robaban  besos y caricias a cada vuelta de página del cuento que teníamos entre manos. Si el acto de la lactancia imprime en el subconsciente de las personas sentimientos básicos de protección  y apego, no creo que el acto de la lectura diaria pase por desapercibido para nuestra psiquis y nuestro corazón.

Pero en este caso particular, la lectura , es decir, la literatura, puede fungir únicamente como pretexto   para crear un espacio de interacción emocional de enorme potencial.

Díganme ustedes si no hay diferencia entre pasar una hora con su hijo viendo un dibujo  animado antes de mandarlo a la  cama o pasar una hora leyendo cuentos. Cuando los niños están en trance frente a la pantalla chica no quiere que les hablemos, no quieren que los distraigamos ni siquiera quieren que hagamos ruido; cuando les leemos, el libro invita al diálogo, a compartir las experiencias del día que pasó, invita al juego y al cariño.

 

Creo que es hora de reflexionar y de dar tiempo de calidad a nuestros pequeños que tanta falta les hacemos, y que sin querer queriendo muchas veces optamos por las cosas fáciles de la vida, para n o complicar nos la nuestra…..

Hasta la próxima amigas …///


También te puede interesar


Comentarios
Autor
Editor

21.10.08

Peruana. Licenciada en Ciencias Sociales. Aficionada a la bisutería, la chocolatería y a los consejos para mejor nuestra productividad como personas.

Tags

Más posts interesantes


Cargando...